Cuando una obra es nueva, la intención siempre es que se mantenga el máximo de tiempo posible en este estado. A veces, cuando se instala acero inoxidable en color pueden surgir dudas  en torno a su limpieza. A priori, puede parecer un producto delicado, sin embargo y después de leer este artículo, vais a comprobar que siguiendo un par de pautas muy claras, su mantenimiento es sencillísimo.

Para ello, nos hemos lanzado a “jugar” en casa y, hemos realizado una prueba empírica con unas muestras que tenemos en nuestra oficina.

METODOLOGÍA

Elegimos 10 muestras de 8x4cm del acabado AISI 304 Colourtex Satin Bronze. Estas muestras no tienen ninguna mancha, ni marca anterior, vienen de fábrica, perfectas. Se trataría de un experimento en el que se manchan las muestras a propósito para comprobar la reacción del color y el material. La limpieza siempre se hará con un paño de microfibra y un producto Ph Neutro para que sea lo menos agresivo posible.

En este caso, a cada una de las muestras le hemos aplicado un producto de limpieza diferente para ver cómo reacciona el color en contacto con ellas. Así veremos si el producto utilizado se podría considerar apto y que no dañe la chapa. En todo momento, hablamos de la reacción en el acero inoxidable, no hablamos de la efectividad de estos productos de limpieza.

Hemos impregnado un algodón con el producto en cuestión y durante 72 horas dejamos que actue sobre la muestra.

Hemos escogido los siguientes productos:

Amoníaco, acetona, limón, lejía con detergente, lejía, Ph Neutro, Limpiagrasas, vinagre, limpiacristales y oxígeno activo.

En esta foto, podéis ver cómo hemos puesto los algodones con los diferentes productos y dejado en reposo durante 72horas.

Una vez transcurridas las 72 horas establecidas para comprobar la reacción de las muestras, a continuación, os mostramos los resultados:

En esta foto, vemos cómo los algodones han empapado las sustancias que hemos utilizado.

Quitamos los algodones, uno a uno y os vamos mostrando cómo han quedado:

Amoníaco

Como veis, después de las 72horas, queda alguna mancha, pero después de pasar un trapo de microfibra, se ve que esa mancha es superficial y sale perfectamente.

El resultado después de limpiarlo es este

Conclusión: Aunque la chapa con amoníaco puede presentar alguna marca inicial, tras limpiarlo, vemos que se quita fácilmente y el color se mantiene.

Acetona

En este caso, también queda una sombra del producto sobre la chapa de acero inoxidable y se ha quedado como mate. Al pasar un trapo de microfibra con una solución de ph neutro, vemos que se quita fácilmente

El resultado después de limpiarlo es este

Limón

Al cabo de las horas en contacto con el limón, se quedan las marcas del algodón. Sin embargo, al pasarle el trapo con ph neutro, se limpia fácilmente y no quedan marcas. El ácido natural del limón no ha afectado en nada al color de la chapa.

El resultado después de limpiarlo es este

Lejía con detergente

Aquí se pone interesante el experimento, ya que como véis en la foto, se han quedado las marcas blancas del algodón. Tras aplicar el ph neutro con el trapo de microfibra, vemos que las manchas no se mueven.

El resultado después de limpiarlo es este

Conclusión: la lejía con detergente sí que es agresivo y afecta definitivamente la apariencia de la chapa. Por tanto, no es un producto apto para la limpieza de las planchas de acero inoxidable en color y si cayera alguna gota por descuido, ese daño es irreparable. La única solución sería sustituirlo por otra chapa nueva.

Lejía

Al igual que en el caso anterior, la lejía afecta al acabado y se queda el cerco del algodón. Tras limpiarla como el resto de las muestras, vemos que no se “mueve” la mancha.

El resultado después de limpiarlo es este

La solución, es la misma que en el caso anterior, el cambio de chapa por una nueva. Tampoco es un producto apto para limpiar este material y si cayera como mancha la lejía, no se podría limpiar ni paliar o disimular la mancha.

PH Neutro

Tras el período de 72horas establecido para el experimento, vemos que  algo de marca queda pero se va enseguida con el paño de microfibra. Es un producto apto y el color no va a sufrir ningún tipo de alteraciones.

El resultado después de limpiarlo es este

Solución quita grasas / antimanchas

Como en el resto de los casos, tenemos la marca del limpiador anti-grasas pero tras pasarle el paño de microfibra y la solución de Ph neutro, quedan perfectas.

El resultado después de limpiarlo es este

Vinagre

Se percibe una ligera marca del tiempo que ha estado expuesto al vinagre pero no es dañino como veis en la foto resultante tras limpiar la muestra.

Incluso se puede utilizar para quitar manchas de cal, con la tranquilidad de que no altera la superficie.

El resultado después de limpiarlo es este

Limpiacristales

Aunque por la foto pueda parecer que ha estropeado la chapa, se ha quedado parte del algodón pegado a la chapa. Nada que no tenga solución, ya que tiene el mismo tratamiento que el resto de productos inocuos, solución ph neutro + paño microfibra.

El resultado después de limpiarlo es este

Oxígeno activo

Es quizás, un poco más agresivo,como limpiador, pero en realidad no ejerce ninguna reacción sobre el color de la muestra, por lo que consideramos también apto para la limpieza.

El resultado después de limpiarlo es este

CONCLUSIONES

La conclusión más importante que podemos sacar después de este experimento, es que ni la lejía ni la lejía con detergente son aptos para la limpieza, llegando a estropear el color. Por tanto, NO recomendamos el uso de estos dos productos para mantener limpias las superficies de acero inoxidable en general y las de color en particular.

El resto de productos no suponen  ningún tipo de peligro en cuanto al color se refiere, sin embargo en algunos casos tampoco los recomendamos para la limpieza porque quedan sombras que luego habría que volver a repasar.

RECOMENDACIONES IN-METALS

Nuestra recomendación es que utilicéis un trapo de microfibra y un limpiador multiusos con PH Neutro (se encuentra en cualquier supermercado). Nosotros limpiamos las muestras con estos dos elementos.

Así conseguiréis que las zonas donde se han instalado las chapas de acero inoxidable en color se mantenga igual que el primer día.

 

 

 

 

****Nota: Experimento llevado a cabo por:

José Soler – Licenciado en Químicas por la Universidad Complutense de Madrid en 1968.

Inés Soler – Administrativa de ventas en In-metals Inoxidables, S.L.

****Nota 2: En las fotos de los acabados es posible que se haya diferencia de tonalidad por la iluminación aplicada, pero son todos el mismo acabado

instagram twiter

Entradas recientes

Finotex

4.03.2021

Industria

Temporada de sidrerías

4.02.2021

Industria

Water Rhythm Collection – ¡Ampliamos catálogo!

15.01.2021

Industria

Cómo limpiar el acero inoxidable en color

2.12.2020

Industria

Lo más leido

MOCA. El Museo de Arte Contemporáneo de Ohio

2.03.2020

Arquitectura

MOCA. El Museo de Arte Contemporáneo de Ohio

2.03.2020

Arquitectura