Desde la invención del acero inoxidable ha ido aumentando su aplicación en cada vez más sectores. Desde automóviles hasta almacenamiento de productos perecederos, el acero inoxidable ha conseguido convencer por sus numerosas ventajas a muchos sectores ya que ofrece soluciones diferentes para sus diferentes aplicaciones.

Entre las principales ventajas que ofrece son su versatilidad, resistencia a la corrosión, su fácil limpieza… todas ellas a tener en cuenta tanto dentro del proceso productivo industrial como para producto terminado (en fase de envasado, por ejemplo)

Dentro de la gama del acero inoxidable los más habituales son los satinados que son los que se utilizan por ejemplo, para la fabricación de hornos de pastelería o en la elaboración de máquina herramienta.

A continuación, analizaremos las aplicaciones más habituales, las virtudes del acero inoxidable y cómo responde éste a las exigencias de los diferentes sectores.

Acero inoxidable en alimentación

El sector de la maquinaria para alimentación es una de sus aplicaciones más extendidas. El motivo principal es su facilidad de limpieza que impide que las bacterias proliferen.

Desde verduras hasta dulces, productos farmacéuticos, confitería, lácteos, vinos…. todo el abanico posible de uso alimentario confía en el acero inoxidable por las razones que exponemos a continuación:

  • Altamente resistente a los daños por impacto, los arañazos y tensiones mecánicas.
  • Altamente higiénico que evita la proliferación de bacterias.
  • Alto rendimiento de fabricación.
  • Larga vida útil ya que presenta una alta resistencia a la corrosión.
  • Excelente comportamiento en cuanto a seguridad ante el fuego.
  • Producto inherentemente ecológico

 

Partiendo de todas estas ventajas, Rimex Metals Group e In-metals, especialistas en acabados metálicos, han desarrollado toda una gama de acabados texturados que ayudan a mantener la línea de producción en movimiento.

Gracias al relieve de los diferentes estampados, la fricción se mantiene al mínimo. De esta manera, los productos se desplazan de forma más rápida y eficiente hacia los transportadores. Con ello conseguimos que se acelere el flujo de las mercancías a través de la línea de producción. Este hecho repercute directamente en la eficacia del proceso reduciendo el tiempo de producción y por tanto, aumentando los márgenes de beneficio.

Otra ventaja de los acabados texturados aplicados a la industria alimentaria es que son extremadamente duraderos, fáciles de limpiar y reducen los costes de mantenimiento. Estos acabados se pueden utilizar tanto para el forrado de los mecanismos para protegerlos de los posibles elementos corrosivos que haya en el ambiente pero también como protección de las áreas que sean propensas a recibir impactos.

Acero inoxidable en maquinaria de autoservicio 

Los patrones más sutiles de nuestra gama de texturados se han utilizado en cajeros automáticos, surtidores de gasolina y cajas registradoras, ya que nuestros productos ofrecen durabilidad, estética y rendimiento en entornos de uso intensivo. Estos acabados al ser estéticamente interesantes y tener una alta durabilidad se han utilizado también para zonas visibles como son también los “check outs” de los supermercados 

Industria
Industria
Industria

Acero inoxidable en automoción

El sector de la automoción también ha recurrido al acero inoxidable por su dureza, fiabilidad, su ligereza pero sobre todo y ante todo por su resistencia a la corrosión. Para catalizadores y silenciadores de escape, limpiaparabrisas, soportes, tubos, resortes de cinturón de seguridad, etc…

Es importante también tener en cuenta que gracias al denominado fenómeno de la “pasivación”, este material tiene la virtud de repararse a sí mismo ya que la fina capa que lo cubre se protege de los daños exteriores, como puede ocurrir en el caso de los tubos de escape.

Es además, un material más ligero porque no necesita un recubrimiento especial, lo cual ayuda a reducir el peso de los automóviles.

Acero inoxidable en suelos de refrigeración

Mediante un proceso de pulido extremo con lijas especiales conseguimos acabados antideslizantes. Uno de los usos más habituales de este tipo de acabados es dentro de los armarios de refrigeración. Con ello conseguimos que la maquinaria no se mueva ni se deslice.

Las aplicaciones de los acabados antideslizantes son también variadas y dependiendo de la exigencia del espacio donde se vaya a colocar, se aplicará sobre la chapa de acero inoxidable un tipo de desgaste u otro.

A continuación, mostramos todos los grados de antideslizamiento y los ambientes donde se recomienda su colocación:

Clasificación Ángulo de deslizamiento Aplicaciones
R9 6-10º Espacios de trabajo: accesos y escaleras interiores, locales de descanso.
R10 10-19º Espacios de trabajo: accesos y escaleras exteriores, locales sanitarios.
Zonas húmedas
Cocinas y comedores
R11 19-27º Industria alimentaria: elaboración y transformación de lácteos, chocolates y dulces, productos de panadería, verduras...
R12 27-35º Industria alimentaria: aceite, grasa margarina
Industria cárnica
R13 >35º Industria alimentaria: pescado y su transformación; fabricación de comestibles finos.
Industria
Industria
Industria
Industria
Industria
Industria